Etiquetas

, ,

Nowadays las herramientas 2.0 son claves para acceder al mundo laboral: redes sociales, portales de empleo….  los hay a decenas, a centenares ¡a miles! de modo que a uno le queda más remedio que organizarse si no quiere exponerse a caer en un cuadro sintomático propio del mismísimo Sr.Burnout, y es que eso de la búsqueda activa de empleo puede convertirse en una tarea alta y peligrosamente estresante. Así que decididas las dos o tres webs en las que concentrarse para aplicar a una oferta interesante, solo queda rellenar unos cuarenta mil formularios y empezar a buscar pero…. eso solo es el principio de un tedioso y largo camino, pues llegados a ese punto uno no puede evitar preguntarse ¿bajo qué definición se esconde el trabajo que busco?

Brand Ambassador… ¿embajador de la marca? a priori una se imagina un puesto que implica… pues eso: representar a la marca o ser su relaciones públicas quizás, pero nada más lejos que eso, pues las funciones se basan en la gestión de cartera de clientes, captación de nuevos… y es que la posición consiste en ser- simple y respetuosamente- Comercial. Supongo que es más atractivo que en tu tarjeta de visita aparezca Brand Ambassador que un Comercial ¿verdad?

No es lo mismo… así como tampoco es lo mismo decir que eres Customer Insight Manager en lugar de algo como Investigación de Mercado que ya está muy visto; tampoco es lo mismo decir que eres Account Manager en lugar de Gestor de Cuentas o Product Manager en lugar de Responsable de desarrollo de Producto… Si alguien te dice Soy Product Manager retail junior no hace falta que te quedes boquiabierto, lo que te está diciendo es que trabaja al por menor. Otros ejemplos… decir Web Developer resulta más atractivo decir que eres Desarrollador web; así como decir que estás en el el departamento de Gestión de Personal no tiene tanto glamour como decir que estás en Workforce Management y que trabajas el Forecast; es decir, la Previsión de Mercado.

Parece que a la jerga empresarial poco le gusta la lengua de Cervantes: Slides, Target, Sponsor, Outsorcing, Inputs… ya no queda lugar para las diapositivas, el objetivo, los anunciantes, las subcontratas y las entradas…. Así que si buscas trabajo te tienes que familiarizar con los anglicismos que utilizan las empresas para hacer sus ofertas más atractivas: si la organización pide experiencia te dirá que busca un Senior, si por el contrario busca un recién licenciado a quién formar querrá un Junior. En el caso que busques un puesto para auxiliar administrativa, no te despistes pues la posición puede esconderse perfectamente bajo un Billing and Accounting Assistant.

El motivo de la utilización de anglicismos (a menudo en exceso) persigue una estrategia puramente comercial; En Español o Inglés el puesto será el mismo, pero la percepción cambiará por completo dependiendo de si la presentación se realiza de una forma u otra: si te hablan de Showroom te imaginarás un espacio  amplio y moderno con los productos más cool del momento; por el contrario si te hablan de una “exposición” tu imaginación posiblemente sea menos generosa.

El factor “idioma” pues, sería una variable a añadir a todas esas adaptaciones que hay que hacer al currículum a la hora de presentarlo para un puesto de trabajo en concreto. Básicamente no sería aconsejable presentar a una pequeña empresa familiar una vida laboral cargada de tecnicismos en Inglés que pueden ser interpretados a la alza, de modo que nos descarten por una presunta sobrecualificación. En cambio a una Multinacional les parecerá interesante que te definas como Supply Chain en lugar de Responsable de la Gestión de la Cadena de Suministros.

¿A dónde nos lleva todo eso? pues a adaptar el currículum al destinatario constantemente si queremos superar la criba inicial.  Infojobs da la oportunidad de redactar varios cv para gestionarlos según la oferta a la que quieras aplicar. Linkedin, en cambio, al tener un formato inspirado a modo de Red Social, el perfil es estático, por lo que hay que pensar bien como lo vamos diseñar si no queremos estar cambiando la experiencia laboral cada cinco minutos. En mi opinión un redactado en Inglés sin grandes complicaciones,  es una buena carta de presentación y apta para casi todo el mundo.

En cualquier caso, saber equilibrar la experiencia con la vacante (sea en Inglés, Español o Dumitrescu), en mi modesta opinión, tendrá más probabilidades de éxito si uno no deja de ser él mismo.

Anuncios